Home / Artículos / Consejos para hacer tu propia mudanza







Si has decidido realizar una mudanza por tu cuenta en este artículo te damos unos consejos para que puedas ahorrar esfuerzos, tiempo y dinero con el objetivo que la mudanza sea todo un éxito. Recuerda que tienes también la posibilidad de contratar a una empresa de mudanzas (aquí encuentras un listado completo de todas las empresas especializadas en España).

 

Para empezar necesitas comprar material, como cajas de cartón, cinta adhesiva, plástico de burbujas para las cosas más delicadas, marcadores, etc… También vas a necesitar muchos periódicos viejos, para rellenar los espacios vacios internos a las cajas y evitar que se puedan romper las cosas con el movimiento.
Luego necesitas alquilar todo lo que te va a facilitar la mudanza: carretilla, polea, rampa, vehículo de portes… Por ejemplo vas a necesitar una polea si los muebles o los objetos con más volumen no caben por la puerta y tendrás que usar ventanas o terrazas.

 

Lo ideal es preparar la mudanza poco a poco, no todo el mismo día o te volverás loco. Deberías comenzar a empaquetar días antes, con paciencia, empezando por lo más inútil (lo que menos utilizas) y terminando con lo más útil. Por ejemplo, si el robot de cocina es lo que menos utilizas, pues mételo en su paquete por primero.
En línea general la formula correcta es: caja pequeña para objetos pesados (libros, productos de informática…) y caja grande para objetos ligeros (edredones, almohadas, sábanas…).
Otra cosa importante es separar o marcar los paquetes por habitación: cocina, baño, salón… así como hacer un inventario de todas las cajas (ejemplo: en la cocina hay 10 cajas, en el dormitorio principal 7 cajas…). De esta forma podrás sistemarlo todo más fácilmente en la nueva casa.

 


Recuerda de marcar todas las cajas más frágiles, ponle una etiqueta roja o algo que te permita localizarlas fácilmente.
Todas las cosas de cocina (vajillas, vasos, cerámica, copas, botellas…) cúbrelas individualmente con plástico de burbuja.
Los muebles y los electrodomésticos también: usa plástico de burbuja para que no se puedan dañar o estropear. Usa mantas para amortiguar los golpes y los choques del transporte.
Y para terminar, quizás lo más importante de los consejos. Mientras lo empaquetas todo, aprovecha para vender o tirar lo que no te sirve. Ni te imaginas lo que puedes llegar a aligerar la mudanza haciendo limpieza.

 

Una vez que has llegado a la nueva casa, empieza a descargar lo más voluminoso (colchones, muebles…) y colocalos en su sitio. Luego traslada los objetos más pequeños. El orden es: de los más grande a lo más delicado y pequeño.

 

Eso es todo. Si lo ves una misión imposible, pues contacta con una de la empresas que encuentras aquí.


Expresa tu opinión sobre el artículo "Consejos para hacer tu propia mudanza" con un voto: